El servicio de endoscopia del HGZNP inicia actividades en mayo del 2011, ofertando desde su inicio panendoscopias diagnósticas y terapéuticas, realizando un promedio de 120 estudios al mes.

Actualmente a cargo del Dr. Luis Carlos Fernández Álvarez, en el horario de 07:00 a 15:00 hrs.

 

¿Qué es una endoscopia de tubo digestivo alto?

El tubo digestivo alto comprende al esófago, estómago y primera parte del intestino delgado, llamada duodeno; debido a que abarca todos estos órganos, también se le llama panendoscopia o esofagogastroduodenoscopia por ser estos tres los principales órganos objetivo del estudio.

El estudio se lleva a cabo con un aparato llamada endoscopio que es un tubo suave, delgado (aprox 1 cm de diámetro), flexible y largo, que tiene una cámara de video y sistema de iluminación en la punta y controles para dirigir la punta. Así podemos observar el interior de los órganos objetivo del estudio con gran detalle en una pantalla a todo color.

 

¿Cómo se lleva a cabo este estudio y que preparación se necesita?

 

El estudio se lleva a cabo con el paciente acostado sobre su lado izquierdo y generalmente bajo sedición o anestesia superficial.

El principal requisito es que el paciente este en ayuno, para que su estomago este vacío y pueda revisarse bien. Una vez sedado al paciente se le coloca una boquilla especial para permitir la entrada del aparato a la boca, sin riesgo de lastimarlo o dañar al aparato.

¿Qué procedimientos pueden hacerse durante una endoscopia?

El endoscopio tiene un canal por el cual es posible introducir pinzas para tomar biopsias, sondas para cauterizar, agujas para inyectar o tubos para alimentación. Existen pinzas especiales para poder extraer cuerpos extraños, como monedas, huesos o espinas. Las obstrucciones pueden abrirse o dilatarse para que la comida pueda pasar. También pueden usarse colorantes para que los tumores pequeños se vean con más claridad.

 

¿En qué consiste la colonoscopía?

 

El colon o intestino grueso inicia después del intestino delgado y termina en el recto y ano. Está dividido en varias porciones, iniciando en el ciego, luego colon ascendente, colon transverso, colon descendente, sigmoides, recto y ano.

La revisión de la porción final (aproximadamente los últimos 25 cm.) del colon se llama rectosigmoidoscopía, mientras que la revisión de todo el colon hasta el ciego, se llama colonoscopía.

 

¿Qué preparación se necesita y como se llevan a cabo estos estudios?

La preparación para ambos estudios es muy parecida. Es necesario limpiar el colon de materia fecal, para poder revisar adecuadamente todo el interior. En el caso de la rectosigmoidoscopía generalmente basta poner enemas o lavativas, mientras que para una colonoscopia es necesario administrar purgantes tomados, para preparar el intestino.

El estudio debe llevarse a cabo en ayunas y en el caso de la colonoscopía siempre se hace bajo sedación o anestesia ligera.

¿Qué procedimientos pueden hacerse durante una colonoscopía?

 

Debido a la imagen detallada que puede observarse, es posible tomar biopsias de cualquier lesión sospechosa, cauterizar lesiones que sangren, remover pólipos (procedimiento llamado polipectomía), abrir obstrucciones y colocar tubos o “prótesis” para desobstruir el intestino en algunos casos de tumores, entre otros.