FARMACOVIGILANCIA

Los registros internacionales y nacionales mencionan a los medicamentos como una de las herramientas terapéuticas más utilizadas en la práctica de la medicina, constituyéndolos en un bien esencial para el desarrollo de los países y cuyo uso de manera apropiada permite la obtención de importantes beneficios sanitarios representados por la prevención, diagnóstico, curación, atenuación y tratamiento de las enfermedades y síntomas.

La Farmacia Tradicional ha venido realizándose con una función netamente administrativa, como un almacén de medicamentos que dispensa por caja o en tableteo sin identificación y una vez entregado el medicamento la farmacia se deslinda de los resultados o eventos ocurridos post administración existiendo avidez de la interrelación con el equipo de salud (médico, farmacéutico, enfermera y todos los profesionales y actores involucrados en el uso de medicamentos incluyendo administradores y el paciente mismo en el ámbito hospitalario).

La complejidad de los procesos del Sistema de Medicación que emplea el Hospital General Zona Norte que incluye la selección, adquisición, almacenamiento, prescripción, distribución, dispensación, preparación, administración y seguimiento, es cada vez mayor, lo que conlleva a un mayor riesgo de que se produzcan errores y de que estos a su vez, causen efectos adversos a los pacientes.

Lo anterior ha permitido potencializar la profesionalización del Área de Farmacia Hospitalaria siendo parte del equipo multidisciplinario que integra los Comités de Farmacia y Terapéutica y Farmacovigilancia con la finalidad de proporcionar una terapéutica segura, apropiada y eficiente para elevar la calidad y seguridad a los pacientes atendidos en esta unidad hospitalaria.